lunes, 4 de febrero de 2008

to leave

no suelo hacerlo. no me gusta hacerlo.
odios las rupturas. odio irme. odio que se vayan.
me gusta amar... y la sensación de ser amada.
de seguridad, de afecto, de que no estarás solo más nunca.
el amor es sublime, mágico, increíble. pero también puede ser una mierda.
El irse.... lo veo tan dificil...
a mi se me hace difícil, me apego mucho a la gente, y todo en mi vida (y mis relaciones) suele ser demasiado en muy poco tiempo.
mi vida es rápida (y posiblemente sea corta) y mis relaciones también.
no sé como hay gente que se va tan fácilmente
no sé como querer a alguien y luego desprederme completamente de ellos.
pero simplemente hay quien tiene talento para hacerlo
para hacerte quererlos, amarlos, adorarlos.... y luego irse.
hay gente a la que simplemente no le importa nada.
a lo largo de mi vida... he visto mucha gente venir y aún más gente irse.
lo siento soy un ser escoñetado pero creo que eso ya lo saben.
tengo tendencias masoquistas y a veces (solo a veces) me desvalúo emocionalmente.


pero en fin... que ese no es el punto.

estoy acostumbrada a que la gente se vaya.
a menudo... LO ESPERO.
la eterna montaña rusa, de querer y temer ser abandonado (especiales agradecimientos a mi padre por esto).
la eterna lucha de "si yo soy" quizás....
y la constante sensación de que a pesar de darlo todo nunca para nadie será suficiente.
y raramente lo es.
siempre pienso que puedo resultar un fastidio.
o que al mostrar más capas de mi... perderán el interés.
perderé ese "algo" que al principio todo el mundo dice ver.
me encanta amar.
el calor del ser humano.
el contacto físico que va mas allá del plano sexual.
estoy rodeada en un océano de "más nunca vuelvo a amar", "me arrepiento de haber entregado tanto" y yo, sin embargo, sigo en mi utopía.
probablemente todo esto es otra pendejada masoquista.
ya creí haber tenido una vez "el amor de mi vida".... y él se fue.
a veces me pregunto si eso que todos buscamos.... en verdad vale la pena.
si en este universo todos dejamos y eventualemente nos dejan.
él teléfono que deja de sonar y los mensajes que no se contestan.
y luego el fin.
no estoy bien.
pensar tanto no está bien.
amar siempre es equivalente a arriesgar.
perder es algo que no todos saben manejar.

No hay comentarios: