domingo, 2 de diciembre de 2007

la encontré


yendo hacia la calle de aquello que jamás soñé , en la esquina de lo que nadie sabe y lo que nunca contaré, atravesando la avenida de lo inesperado.

La encontré.. cuando no la estaba buscando, cuando dudaba de su existencia.
Ella... tan escurridiza, tan bella, tan extraña....
Ella, tan perseguida, tan confundida, tan anhelada y yo la conseguí.

Ella tan mágica... tan increíble, tan compleja, tan profunda, tan divina, a veces tan absurda.
y no hizo falta que dijera nada....
y por un instante todo parece perfecto, todo tiene una causa y todo surte un efecto y todo por aquel minúsculo momento es genial.

La encontré... más allá de las decepciones, los miedos, las inseguridades, las tristezas, la rabia, la represión... en aquel momento en que cedí, que me dejé llevar.
pero ella es efímera......es inevitable no amarla y es sumamente difícil no aferrarse a ella.

y dejarla ir... y dejarla ser...
por un momento ella me hizo gritar, reír, correr, saltar..... SENTIR.
ella, solamente ella....
en sus manos, en sus labios, en su piel, ella.
en su plenitud, ella, tan contradictoria, tan sublime, tan perfecta.
en sus ojos, su mirada, ella.
quisiera tomarla.. atarla a mí y no puedo.


2 comentarios:

nestor dijo...

realmente magico..siempre digo que escribir es un arte, pero cuando alguien expresa un sentimiento tan profundo y lo comparte va mas allá del arte por el arte solamente. Es coraje...es libertad...
Por eso te felicito y te seguire leyendo...me llamo nestor, y te mando un beso desde mi país, Argentina.

Anónimo dijo...

barbara: excelente escrito, y si " ella" es y la encontraste , tambien la encontre yo.