sábado, 7 de julio de 2007

this wasn't just a letter

Para: Supongo que nadie, porque ya no siento nada por la persona a la que esta carta fue escrita originalmente, pero en tal caso, para él, para mi pasado...

Me disculpo de antemano, por los sentimientos que eso pueda provocar para las personas que estuvieron en la época en la que fue escrita.
No sé por qué pero me ha provocado publicarla.
Está ligeramente cambiada (hay cosas en la original que simplemente nunca podría publicar) y por ende es mucho más corta.

Agosto 2003
11:35 pm

Hola, si te estoy escribiendo esto es porque las cosas no están bien (tú lo sabes pero supongo que ahora están peor que nunca), este último mes ha sido un infierno, no solo el lidiar con nuestra ruptura sino con un millón de cosas que ya te he contado.
No sabes la falta que me haces...
No hay un momento en el que no piense en lo bueno que sería tenerte conmigo.
No logro entender qué fue lo que hice mal, pero supongo que a estas alturas no importa.
Sin embargo, esta carta es para agradecerte,darte gracias por cada risa, cada lágrima, cada beso, cada abrazo, cada vez que sostuviste mi mano, cada vez que me dijiste que yo era la persona con la que querías estar.
Me haces mucha falta, ¿sabes? me acostumbré a ti, a hablarte todos los días, a pasar horas en el teléfono, me acostumbré a que estuvieses allí.
Tengo que agradecerte porque en el tiempo (aunque muy breve) que estuve contigo fui feliz, creo que fue la primera vez que me he sentido así, si bien he tenido otras relaciones, nunca me había sentido como me sentí contigo.
En verdad me hacías feliz, (supongo que en cierta manera te convertiste en una especia de droga para mí), me volví adicta a la felicidad que sentía contigo, en verdad me sentía tan bien....
Es raro, pero me enamoré de ti, de tus ojos, tu cabello (que siempre te quejabas de que lo despeinara), tu nariz (que es demasiado grande para tu cara) , tus labios (que son excesivamente finos), me enamoré de ti, de la manera en la que olías, de tus manos que siempre estaban frías, de tu piel sumamente pálida y tu cuerpo demasiado delgado.
Has sido una de las mejores cosas que me han pasado en mi vida, dudo que vuelva a querer a alguien de la misma manera en la que te quiero a ti.
Gracias por todo, por cada momento en el que fui feliz, por cada momento en el que me hiciste reír.
Te quiero (por no decir te amo)...

No hay comentarios: