domingo, 8 de julio de 2007

anyway..

Estoy en el 2do semestre de mi carrera (si, en mi universidad derecho es por semestre y agradezco que sea así), tengo 19 años y estoy rodeada de gente que mentalmente siguen en bachillerato. Todo esto sin mencionar que comparto edificio con las individuas de la facultad más idiota (maldita sea) odontología.
Claro, muchos de los que están en el 1er semestre tienen 16 o 17 años, así que supongo que la inmadurez es (hasta cierto punto) algo razonable.
En momentos como ese me acuerdo de Fernando, de lo que dijo el día que me conoció "que ladilla con los carajitos de 16 y 17 años, que creen que se las saben todas", recuerdo haber puesto mi cara se´ria y haber volteado los ojos hacia arriba, "algún problema con los que tienen 17?",
-"coño de la madre, ¿tú?, nojodas no te digo yo?", recuerdo haberlo odiado en ese momento, haberlo llamado idiota, prepotente y decirle que el que él tuviese 20 años , no lo hacía precisamente maduro, simplemente lo hacía más viejo.
Sin embargo, él me intimidaba, creo que era la 1era vez que alguien me hacía sentir algo ignorante, que sabía como dejarme sin argumentos, que alguien (que no era yo) sabía qué decir ante cada cosa.
A veces me costaba trabajo creer que sólo me llevase 3 años, para mí, la diferencia entre él y yo era grande, el sabía tanto, había visto tantas cosas, vivido sólo desde que tenía 16 años.
él era distinto...
Me molesta darle la razón hoy en dia. Entender las cosas que él decía, sentir mucho de lo que él sentía.
A los 17 años uno se cree dueño del mundo, acabas de salir del bachillerato y piensas que todo va a salir bien, tienes sueños y sacas la energía de todos lados para cumplirlos.
Ya para los 18, la mayoría se ha cambiado de carrera, han perdido un año, han repetido semestre, muchos "genios" demostraron lo contrario, y otros vagos decidieron echarle bolas....
Supongo que a medida que vas creciendo te vuelves más realista, quizás también en mi caso más cinico y pesimista.
La diferencia que hace en uno un par de años.
Momentos en los que me acuerdo de fernando...
aunque dudo que él se acuerde de mí....

No hay comentarios: