viernes, 4 de mayo de 2007

algunas cosas

no deberian de pasar
y el no poder hablar de ellas hace que todo me resulte más dificil
definitivamente pienso demasiado
nada como mi mente para las ideas más inapropiadas
las preguntas más indiscretas, y los dilemas más enfermizos
sin embargo, esta vez el problema no es mío
no es mi cerebro, no es mi corazón el que está echando vaina
esta vez yo no puedo resolver nada
me siento impotente
inútil, me siento... extraña

ciertamente mientras envejeces la vida se pone más jodida

pas que l'homme cest le plus ridicule des animaux

No hay comentarios: