miércoles, 4 de abril de 2007

Guía práctica para conocer carajos disfuncionales.

Por Ana María.

Que te digan que acaban de salir de una relación, y que no quieren nada serio con nadie.
Que hace tiempo hayan dejado atrás su vigésimo cumpleaños.
Que su vigésimo cumpleaños se vislumbre distantísimo.
Que te digan que necesitan una mujer que los quiera, entienda y comprenda (que no tengan madre).
Que te hablen pestes de su ex novia (aunque en el momento, si tu eres igual de masoquista, te encantará porque sabrás que obviamente a la susodicha no la trata ni por el coño).
Que te diga que se considera completamente diferente del resto del mundo. En tu mente, si es tan o más psicótica que la mía, el grado de excitación no será normal, porque por fin habrás encontrado a tu "hombre ideal".

Creo que nunca fuí normal, cuando tenía cinco años el amor de mi vida era Billy Corgan (para los ignorantes, el vocalista de Smahing Pumpkins). Cuando tenía doce años, mi novio tenía diecisiete. Y cuando tenía quince, salí con carajos de veinticinco. A los dieciocho se me ocurrió involucrarme con un individuo porque le gustaba lo que yo escribía en mis blogs (hasta el día de hoy, sigo tratando de quitármelo de encima, y el pobre todavía no entiende que si algo me da, es ladilla). Vivo en la infructuosa búsqueda de un escritor melancólico, pesimista, obsesivo y algo paranoico. La mayoría de mis ex's parecen refugiados de alguna guerra (piel pálida, y el cuerpo digno de un cuadro de anorexia). Los carajos normales me ladillan, los que me jalan demasiadas bolas me ladillan, los carajos deportistas me ladillan, los rumberos me ladillan, los niños nice me ladillan (creo que cualquier carajo sin tendencias patológicas, me ladilla.)

En fin, no sigamos hablando de mí, sigamos con la guía.

Asegúrate de que el tipo te pida espacio (momento en el cual tu te pondrás extremadamente ladilla porque no soportas estar sola, y, si finalmente te alejas, el carajo se encargará de amargarte la vida diciéndote que eres tú la que no le para ni media bola.)
Búscalos por internet.
Busca carajos con problema con su figura materna (o paterna, de todas maneras va a estar descoñetado) y juega al rol del psiquiatra.
Específicamente busca carajos que se te peguen como un chicle porque "es que no tengo amigos".
Vete a cualquier discoteca y pídele un yesquero al tipo más nulo que veas (de bolas que va a estar solo, pero tú en tu mente enferma pensarás que es que el tipo anda en su propia onda, y que el resto del planeta no lo entiende).
Busca carajos con complejos de inferioridad.
Busca carajos con complejos de superioridad.
Si es posible, búscate uno con un complejo de superioridad que a la vez le cree un complejo de inferioridad (Como sé que eres masoquista, éste ejemplar te parecerá perfecto).
Busca individuos que parezcan gays pero tú te convenceràs de que sólo son "sensibles y delicados"
Búscate carajos que no quieran tirar contigo.
Búscate carajos que sólo piensen en tirar contigo (incluso cuando no deberían).
Búscate carajos que sean capaces de masturbarse mientras tu estás del otro lado del teléfono viendo MTV.
Búscate carajos a los que el hecho de que seas virgen les cree un complejo de culpa/excitación.
y si no lo eres.... busca carajos que se exciten pidiéndote que actúes de manera virginal
Búscate carajos que te inviten a "continuar con la fiesta en un motel".
Búscate carajos que crean que besar es tragarte completa, o un sinónimo de "limpieza bucal".
Párale bolas al primer individuo que se te acerque a decirte que tienes los ojos bonitos (de todas maneras tu te sientes horrible, así que éste carajo te pare bolas te parecerá un milagro).
Date las latas con un carajo simplemente porque no tienes nada más útil que hacer con tu vida. (Eso si, tú lo usas a él, el no puede querer usarte a tí. en caso de que quiera usarte arréchate).
Búscate carajos a los que al decirle que eres lesbiana, no se alejen, sino que al contrario, te acosen más y te propongan hacer un trío con alguna de tus amigas.
Búscate carajos que consideren a tu mejor amigo tu "novio", y a tu mejor amiga tu "novia", y a ambos en conjunto como "el novio que te robó tu exnovia".
Búscate carajos a los que le exciten tus pies y manos, sólo por el hecho de que son demasiado pequeños en relación al resto de tu cuerpo. ("Es que son tan chiquitosssss")
Búscate carajos que te digan hermosos piropos como "Qué linda cara, me encantaría acabar en ella".
Búscate carajos que te pidan que grites, aún cuando tu no estás haciendo nada.
Búscate carajos que prefieran masturbarse con tu imágen en una foto, que tocarte, aunque estes
a su lado.
Búscate carajos que te quieran amarrar, golpear, insultar, denigrar, y verte sangrar. (A éstos no los buscas, te consiguen).
Búscate carajos que quieran que tú los domines...
Búscate carajos que odien a tu mamá.....
o mejor aún aplica la inversa....

En fin... puede que se me olvide algún anormal... pero no se preocupen. Son apenas 18 años de vida... ya llegarán muchos más...

1 comentario:

±]Elrondpunk dijo...

>_<' muchas situaciones sexuales, niña!