jueves, 19 de abril de 2007

conversaciones de peluquería

Hoy he ido a ese sitio, sí, el mismo que detesto, del que siempre me burlo, he ido... a la peluquería.
ODIO tener que ir uno a de estos establecimientos, siempre hay un gentío, el olor a laca, el sonido de los secadores, la música, me irritan, pero lo que hace que me resulten verdaderamente insoportables.... son las conversaciones que se dan allí.
Pero hoy... era necesario, de verdad mis manos me daban dolor y aunque por lo general detesto esta actividad (cualquiera que me conozca sabe que no lo hago a menos que sea OBLIGATORIO), he decidido hacerme las uñas.
Asi que entro al sitio y pregunto cuanto cuestan y si me las pueden hacer (el precio si bien no me parece económico es mucho menor al de otros sitios) , así que me siento y le doy mis manos a esta mujer, me pregunta si quiero que me quite la cutícula y me aclara que hacer eso tiene un precio EXTRA (quiere cobrarme 12.000 más por quitarme un minimo pedazo de carne), le digo que mejor lo deje así, después de todo sólo quiero que mis manos luzcan algo decentes (aparte eso lo puedo hacer yo misma).

En fin (que peo que me desvío del tema), estoy sentada y con mis manos en una vaina llena de agua, cuando empieza la conversación de las tipas que se están secando el cabello al lado..

"Me mandó un mensaje y me dijo que en un rato venía a mis brazos, no te parece lindo?"
-"Mándale un mensaje y dile que por qué se fue a comer solo si TÚ podías ir con él?"
"No bueno, ya vendrá"
-"Le diré que tienes un novio para que se ponga celoso"
"jajaja, estás loca"
-"Un novio de 40 y tantos y con real para que en verdad le moleste"

Del otro lado empieza otra con la peluquera

-"Puedes creer que en el colegio de Rebeca haya piojos?", "ES QUE NO ES POSIBLE QUE UNA NIÑA DE TRES AÑOS TENGA PIOJOS"
-"pero no dijiste nada en el colegio?"
-"Definitivamente la voy a tener que sacar, aparte que he descubierto que le mando la merienda y no se la dan, el otro dia la monté en el carro y se puso a llorar porque no le habían dado la compota"
-"Ay no chica, pero de verdad eso no puede ser así" "pero bueno mira que bonito te está quedando el cabello"
-"Si yo sé, por cierto quiero que me planches el pelo, porque tengo que verme DI-VI-NA esta noche"
-"Ay pero claro chica, me lo hubieses dicho desde antes"

Estoy obstinada, empieza a sonar un maldito reggaeton (antes era una llanera pero el volúmen no era tan alto), la tipa me pide que vuelva a remojar las manos, le digo que quiero las uñas de negro, "de negro? hay pero que loca eres" (SI COÑO DE NEGRO, QUE QUIERES QUE ME HAGA UNA FRENCH?) , me río "jajaja (ruego que se apure pues ya estoy ladillada).

La manicurista se queja de que mis manos están muy duras, miro a marialuisa y está igual o más ladillada que yo (se está poniendo maquillaje en plena mañana, está definitivamente ladillada)

Por fin la manicurista termina, la otra tipa sigue hablando de la carajita de tres años "Es que rebeca....", la otra idiota le manda mensajes al tipo (cómo si al tipo le interesara su existencia) y marialuisa prácticamente me suplica que nos larguemos.

Y mientras me encanta cómo lucen mis manos, me tortura pensar que dentro de un tiempo, voloveré a soportar, el olor a laca, el sonido de los secadores, la mala música pero SOBRE TODO, me tendré que calar LAS ESTÚPIDAS CONVERSACIONES DE PELUQUERÍA...

pd: En verdad duele escribir en el teclado con estas uñas..

1 comentario:

alex dijo...

en verdad es raro imaginarte en medio de esa gente.