jueves, 16 de junio de 2011

la última vez.

Te agradezco que si te pedí que no me hablaras más nunca porque ME DABAS MIEDO.
no lo hagas.
Si vuelves a hacerlo procederé a borrar este blog y si me buscas y contactas por cualquier otra red buscaré la manera de tomar acciones legales al asunto.

Si, en algún momento hablábamos y normal. Fue hace casi cinco años. Nunca me conociste, ni yo a ti.

En serio. lograste asustarme de nuevo.

sábado, 16 de abril de 2011

A distancia.

Se suponía que el internet nos acercaría. Las redes sociales, los sms, el pin y qué sé yo. A veces no sabemos si el remedio será peor que la enfermedad.

Para gente completamente carente de eso que llaman simpatía (como yo) fue el medio idóneo para conocer personas que de otra manera no conocería. Para ver que no eres el único bicho raro en este mundo y que sí, hay seres que comparten cosas en común contigo e incluso algunos encuentran tus manías encantadoras.

El internet me acercó emocionalmente a aquellos que más lejos tengo.

No quiero olvidarte. No se trata de eso. Simplemente creo que no quiero vivir de recuerdos.

Y es difícil superar a alguien si le hablas a diario. Si cada minuto sin hablarle se siente como una eternidad. Si en cada conversación esperas las palabras de antes, si quieres que sueñen contigo y que mágicamente un día de estos te digan “Vamos a intentarlo”. Eso no pasará.

Supongo que en oportunidades, el querer a alguien no es suficiente. Supongo que para algunos hay factores más importantes. Es una lástima, porque para mí lo único que importaba eras tú.

Yo no soy una persona normal, no me gusta la gente, tengo miedo de dejar entrar a alguien en mi vida, tiendo a apegarme a las pocas personas que me quieren. Y el apego te destruye.

Esto fue breve. Pero hace mucho que no me sentía tan bien con alguien y creo que contigo tuve las conversaciones más honestas de mi vida. Contigo, quise ser una mejor persona, tratar de sonreir más y dejar el pesimismo. Sabes que en verdad quieres a la gente cuando te provoca darles lo mejor de ti mismo. Te quería. Te sigo queriendo.

No sé cómo alejarme. Tampoco podría pedírtelo., Pero esto de quererte y no tenerte me está matando

viernes, 1 de abril de 2011

de las cosas no dichas.

No te dije que me gustan tus ojos, que quiero perderme en su profundidad.
No te dije que me siento como hace mucho no me sentía.
No te he dicho que me hacías sentir segura, como una niña en brazos de su papá.
No te he dicho que has sido mi mejor orgasmo.
No te he dicho.... que tal vez pude llegar a amarte.

jueves, 10 de marzo de 2011

pedazos.

creo fielmente que cada persona con la que te involucras se lleva un pedazo de ti.
A veces son pequeños fragmentos, otras veces el pedazo es tan grande como el vacío que dejan al irse.
Cuando queremos a la gente es casi inevitable apegarnos a ellos. Desear que sean nuestros, que estén siempre allí.
Algunas personas pasarán a ser fantasmas en tu vida. Otras, podrían quedarse eternamente.
Pero no puedes vivir del recuerdo de fantasmas ¿o si?

eventualmente todo se supera. incluso aquello que de momento se siente imposible.
al menos eso espero.

lunes, 7 de marzo de 2011

goodbye.

cree este blog cuando era una niña de 18 años.
Cuando el odio al universo y la incomodidad era lo único que había.
Fue genial. Pero todas las cosas llegan a su fin. Ya no escribo casi y lo que escribo por lo general queda en privado.
Este año serán 23 años. Ya terminé la carrera, en junio seré libre de ejercer por cuenta propia si eso es lo que deseo.
So goodbye dear blog.

sábado, 27 de noviembre de 2010

vapuleo

Next time someone fucks me over. I'll just go for someone that's worth it.
Que ya me cansé de sufrir por gente que no vale la pena, de analizar (y sobreanalizar) lo que hice bien o mal. De creer en las segundas oportunidades y en la buena fé ajena.
Sabes qué? es la gota que derramó el vaso. I'm done, Finished, it's soooo fucking over.

Porque aún con mis neurosis y mis arranques, trato de ser una buena persona.
Trato de dar lo mejor de mí, y me harté de las personas que no saben agradecerlo.

Vamos a quitarnos las máscaras y nos dejamos de mentiras. No me aprecias. Y no lo harás a menos de que yo empiece a hacerlo.

Me cansé. No vuelvo a llorar por otra pérdida afectiva. No más.

lunes, 1 de noviembre de 2010

avanzar.

es una de las palabras más difíciles en mi diccionario.
La cuestión con avanzar es que es imposible a menos que uno se deshaga de ciertos apegos y tenga el valor de simplemente hacer las cosas.
Yo soy la clase de persona que sobreanaliza todo, que vive rodeándose de miedos y que, siendo plenamente honesta tampoco soy fanática de la palabra: POSITIVIDAD.
Avanzar, es la palabra que debería empezar a aplicar antes de que el tiempo empiece a aplicármela a mí.
Antes de que los miedos y apegos hagan estragos y en el momento en el que te des cuenta sea ya demasiado tarde.
Sería una buena idea avanzar, pero a todas estas.... ¿Cómo es que se hace? ¿donde está la ruta?.
Lo más jodido de avanzar, es que nadie solamente tú puedes hacerlo.